Las matemáticas no son tan difíciles si te las enseñan bien

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Las matemáticas siempre se han percibido como una disciplina increíblemente intensa: O las amas o las odias. Y por suerte o por desgracia día a día parece que cada vez están más desprestigiadas. Siempre han tenido la «mala fama» de ser una asignatura complicada. A pesar de todo esto, me atrevo a decir bien alto:

¡Las matemáticas no son tan difíciles! Hay que aprender a enseñar

Algunos estudios recientes han demostrado que el cerebro humano tiene una capacidad de aprendizaje ilimitada, pero hay que saber como estimularlo. Estos estudios también han revelado que para que la mente crezca, lo que estamos aprendiendo nos tiene que presentar cierta dificultad. Es decir, el momento en el que el aprendizaje no supone un reto para nuestra mente, pasa automáticamente a la carpeta de irrelevantes que guardamos en nuestra memoria.

Con toda esta información he sacado algunas claves necesarias para aprender a enseñar matemáticas que son el ABC de cualquier docente que quiera ser bueno en su trabajo:

Profesor particular dando clase de matemáticas

En el centro está la virtud

Las enseñanzas siempre tienen que presentar ciertas dificultades para el alumnado, pues si no que gracia tendría tener el acompañamiento de un docente en el proceso de aprendizaje. Pero debemos tener en cuenta que estas dificultades de las que hablamos, deben ser realistas y abordables por el alumno. Es decir, se debe presentar un reto de aprendizaje, pero haciendo consciente al estudiante de que es un reto que puede superar. La clave está en ir incrementando la dificultad de los retos presentados de manera que aumente la seguridad y confianza del alumno sin perder las ganas de aprender.

La motivación como gran aliada

Como buena clave para lograr cualquier objetivo, la motivación es la compañera perfecta en la enseñanza y en el aprendizaje. El acompañamiento del maestro, no es solo necesario para resolver dudas o solucionar errores que se puedan presentar. La presencia de un profesor es necesaria, sobre todo en los primeros años de aprendizaje; para mantener la motivación, que puede ser la pieza esencial para que la asignatura se convierta en un desafío constante.

El concepto del error

Otro de los trucos tremendamente necesarios a la hora de enseñar matemáticas, es entender el error como parte del proceso de aprendizaje. No penalizar los fallos ni tampoco pasarlos por alto, pero contextualizarlos para que ayuden a entender la respuesta correcta. El aprendizaje del ser humano se basa en revisar los errores cometidos para saber la forma correcta de actuar, por lo que hay que saber trasladar esto a la materia que se esté enseñando, en mi caso, matemáticas.

Las matemáticas están siempre presentes

Una ventaja con la que hay que contar, es que las matemáticas están presentes en cualquier ámbito de la vida, por lo que ejemplificar los ejercicios y las pautas de aprendizaje con situaciones cotidianas va a hacer mucho más fluida la materia. En el caso de mi asignatura tengo la suerte de que abarca tantas cosas, que es prácticamente imposible eliminarla de cualquier situación, asique hay que aprovechar esta característica tan útil.

Con todas estas pautas podemos comprender que ese miedo incipiente que existe hacia las matemáticas, es infundado por el entorno en el que nos movemos. Cuando aprendamos a convertir en divertidos retos los problemas que se presentan en nuestra vida, aprenderemos no sólo a resolver complejas operaciones matemáticas, si no a tomar otra actitud frente a los obstáculos que se puedan presentar en cualquier momento.

múltiples soluciones

Un mismo problema, múltiples soluciones

Una vez contextualizado, en otros artículos, el concepto de razón a lo largo de la Historia, los autores Oller y Gairín (2013), mencionan que, en

inicios del concepto de razón

Los inicios del concepto de razón

Para adentrarnos en los inicios del concepto de razón, empezaremos hablando sobre el tratado de Euclides. En él, son dos las teorías que destacan en

Deja un comentario

Clases individuales

Una clase individual.

22€

Esta clase es para uso personal y se debe utilizar en un periodo máximo de 1 mes.

×

Haz clic en mi nombre para hablar por WhatsApp o envíame un email a hola@profedemates.com

× ¿Tienes alguna duda?